Blog de codexur

La procesionaria del pino ¿Cómo tratarlas?

La procesionaria del pino es una plaga común que afecta a los pinos y otras especies de árboles. Estas orugas, conocidas por su forma de moverse en procesión, pueden ser perjudiciales tanto para los árboles como para la salud humana y la de las mascotas. Te contamos todo lo que debes saber de la procesionaria del pino, sus peligros y las medidas que puedes adoptar para prevenirlas.

¿Cómo puedes saber que estás ante la procesionaria del pino?

Las orugas de la procesionaria del pino son de color marrón con pelos urticantes y su tamaño puede variar desde unos pocos milímetros hasta varios centímetros. Las orugas procesionarias forman nidos en forma de bolsas de seda en las ramas de los árboles y se desplazan hacia el suelo buscando alimento.

¿Cuáles son los peligros asociados a la procesionaria del pino?

La orugas procesionarias del pino acarrean varios peligros tanto para los propios árboles como para la salud humana ¿Por qué las orugas procesionarias son peligrosas para los árboles? Pues muy sencillo, las orugas se alimentan de las hojas de los pinos por lo que puede debilitarlos y afectar su salud. En cuanto a los peligros que acarrean para la salud humana es que los pelos urticantes de la procesionaria pueden causar irritación y alergias en la piel humana y de las mascotas. Además también pueden causar los problemas respiratorios si se inhalan.

¿Cómo podemos prevenir la aparición de la oruga procesionaria?

Para prevenir que en tus pinos aparezca la oruga procesionaria tienes que tener en cuenta estas recomendaciones:

    • Poda adecuada: Eliminar los nidos de procesionaria y las ramas afectadas puede ayudar a prevenir su propagación.

    • Trampas de feromonas: Estas trampas atraen a los machos de la procesionaria, reduciendo su capacidad de reproducción.

    • Control biológico: Promover la presencia de depredadores naturales de la procesionaria, como aves insectívoras y murciélagos, puede ser una estrategia efectiva.

    • Inyección de endoterapia: Consiste en inyectar un producto químico en el tronco del árbol que es absorbido por el sistema circulatorio y mata a las orugas.

    • Pulverización de insecticidas: Se pueden utilizar productos químicos específicos para tratar las áreas afectadas por la procesionaria.

La procesionaria del pino es una plaga que requiere una acción rápida y efectiva para prevenir daños tanto a los árboles como a la salud humana y animal. La combinación de medidas preventivas, control biológico y métodos de control químico puede ayudar a minimizar los efectos de esta plaga. Sin embargo, es importante tomar precauciones de seguridad al tratar con la procesionaria y buscar la asesoría de profesionales en el manejo de plagas para obtener los mejores resultados.

 

Call Now Button
×
Ir al contenido Click to listen highlighted text!