Control de Plagas en Cordoba Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    957 102 931    667 992 843(Whatsapp)    ROESBA 0163-AND-350

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Acepto

cabecera bg

Plagas más comunes en Andalucía

on 24 Octubre, 2014

plagas-frecuentes-en-andaluciaLas plagas más habituales son las relacionadas con la presencia de alimentos y las generadas como consecuencia de los desechos de la actividad humana.

Las peculiaridades del patrimonio natural andaluz favorecen también, dependiendo de la climatología y de la época del año, la presencia de mosquitos (ligados a la extensa red de humedales costeros), la bacteria Legionella, pulgas, abejas, avispas o garrapatas, termitas y chinches de la cama.

Frente a las plagas, existen profesionales expertos en la protección de la salud pública y el mantenimiento de la calidad de vida, que se encargan de hacer frente a la acción de plagas que transmiten enfermedades y contaminan nuestro entorno.

Las plagas más habituales en Andalucía son las afectadas por roedores, cucharas, hormigas y moscas. Paralelamente, en los últimos años, se ha observado un notable incremento de estos procesos en las zonas turísticas motivados por chinches, bacterias, insectos xilófagos y mosquitos.

Las plagas urbanas no sólo acarrean graves molestias sino que tienen graves consecuencias en la salud pública y en el medio ambiente. El cambio climático, con inviernos cada vez más templados y ciclos reproductivos más cortos, y el tráfico internacional de mercancías y de personas se suman ahora a los factores tradicionales de expansión de especies que representan algún tipo de riesgo para la salud, el bienestar de los ciudadanos y la biodiversidad.

Al margen de los efectos sobre las personas y las áreas urbanas, el impacto de este tipo de plagas en Andalucía tiene una especial relevancia en el ámbito de la agricultura y los cultivos de plantas destinadas directamente al consumo humano, dada la alta extensión de terreno que se dedica a este fin en nuestra comunidad. Cuando una plaga ataca una explotación agrícola, los daños y perjuicios son cuantiosos y merman notablemente la economía de la zona.

Andalucía no es ajena a esta realidad, y por ello, la Administración y el sector de control de plagas andaluz trabajan conjuntamente para combatirla. Andalucía se enfrenta a nuevos retos en el control vectorial, predecibles por la constatación de cambios ecológicos ligados al clima y a la introducción artificial de vectores y reservorios (espacios o animales portadores), que se abordan de forma integrada, tal y como recoge el Plan de Salud Ambiental.

FourMarketing360, expertos en Posicionamiento web en Cordoba