Control de Plagas en Cordoba Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    957 102 931    667 992 843(Whatsapp)    ROESBA 0163-AND-350

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Acepto

cabecera bg

on 31 Agosto, 2020

Cómo superar la fobia a las ratasPuede que tengas fobia a las ratas y ratones pero no sepas que técnicamente se llama musofobia. Hay personas que se sienten descompuestas y absolutamente histéricas ante los roedores, como el cine se ha encargado sobradamente de mostrarnos con asustadizos sobre sillas huyendo de peludos animales con largo rabo. En este género de los roedores hay desde la mas sucia especia de rata de alcantarilla hasta adorables hamsters de compañía que son una ricura. Pero el miedo no viene del aspecto ni del peligro real que puedan suponer, el miedo a los roedores viene de su presencia en sí, mas allá de lo repulsivos que puedan parecer.

 

Mucho mas que miedo

La musofobia es un trastorno fóbico que se presenta como algo mucho mas agudo que un simple rechazo, que lo podemos tener todos. Para el que lo padece se desencadena un episodio de miedo, pánico, actitud irracional, reacción desproporcionada y descontrolada, de una manera absolutamente desmedida con respecto al peligro en cuestión, si es que lo hubiera. Pero no solo es su visión la que desencadena el ataque. La sola intuición de su presencia puede ser fatal. Escuchar el recorrido de un ratón corriendo por el sótano, oír los sonidos chillones de una cría, ver una sombra junto a un arbusto... son situaciones pavorosas para un musofóbico, al que puede afectar incluso la presencia de roedores en el cine.

Terror traumático

A los síntomas que hemos mencionado pueden añadirse otros como malestar, mareos, hormigueo, sudoración, dificultad para respirar, sensación de irrealidad, diarreas... Los especialistas hablan de un terror cultural interiorizado desde la infancia que ha quedado anclado en la personalidad de esos pacientes. Pero lo mas extendido es haber atravesado una experiencia traumática en la que haya intervenido un roedor. Es recomendable tratarla con un experto ya que aunque en tu entorno no haya este tipo de animales, solo pensar que pudieran aparecer puede crearte ansiedad y provocarte otras fobias.

on 03 Agosto, 2020

Qué son los mosquitos alienSeguro que has oído hablar de ellos. Los mosquitos alien proliferan en las zonas urbanas debido a la existencia de agua encharcada y un hábitat perfecto para que las hembras pongan huevos, con una extensa opción de víctimas a su disposición a las que succionar sangre. Estos mosquitos invasores (por eso se llaman alien) se adaptan a la perfección a nuestro entorno cercano y son capaces de transmitir enfermedades diversas, siendo considerados por los científicos como peligrosos. Y lo más preocupante es que han llegado para quedarse.

Se trata de una especie invasora capaz de adaptarse perfectamente a nuestras ciudades, beneficiándose de la reducción de la biodiversidad al poder proliferar gracias a que en nuestras urbes no existen suficientes murciélagos, salamandras u otros depredadores que sí los merman en otros lugares; zonas tropicales, por ejemplo.

Reproducción exponencial

Para paliar sus consecuencias se recomienda tener bajo supervisión su presencia, de cara a evitar un problema de salud pública. Los mosquitos tigre, con presencia en España, son capaces de poner alrededor de 500 huevos en su vida, aunque son pocos los que sobreviven en otros entornos agresivos. No obstante, las ciudades no están preparadas a nivel de cadena depredatoria y por ello se multiplican exponencialmente sin barreras ni amenazas.

De entre los mosquitos alien el más temido y perjudicial es el mosquito tigre, capaz de transmitir malaria, dengue o Zika. Son muy agresivos, de picaduras dolorosas y propensos a ocasionar infecciones. Los encontramos en aguas estancadas de maceteros, patios, albercas y otras ubicaciones cotidianas. Se distinguen por unas rayas pequeñas blancas y negras, presentando un tamaño mayor al de sus hermanos, a los que estamos más habituados.

Si sufres estas invasiones en tu terraza, parcela, casa de campo u otra ubicación será necesario contactar con un servicio de control de plagas experimentado y acreditado, que trate la situación con profesionalidad, erradicándolos y evitando consecuencias para la salud de la familia.

on 26 Junio, 2020

Cómo se propagan las chinchesLas chinches no vuelan ni se desplazan de manera autónoma a través de grandes distancias. Son insectos que siempre requieren un huésped para que las transporte. Pueden hacerlo a través de los elementos más insospechados de nuestro entorno: topa, maletas, mochilas, bolsos, muebles... para luego esconderse en lugares propicios y acechar a sus víctimas. Sus escondites favoritos incluyen rendijas en la pared o zócalos, colchones, sofás o lugares similares.

Las chinches se reproducen a una velocidad exponencial una vez han encontrado cobijo y alimento, por lo que su exterminio casero resulta muy complejo, siendo necesaria la presencia de profesionales que, con los productos, técnicas y preparación adecuadas, acaben con su peligro. No es solo un problema de limpieza, ya que su exterminio requiere un tratamiento definido que va más allá de la simple desinfección. Cada hembra puede llegar a depositar 300 huevos al día que eclosionan en diez días, consiguiendo que su infestación sea rápida y muy agresiva, extendiéndose por todo el hogar en cuestión de semanas sin no las detectamos y combatimos a tiempo.

Para saber si las chinches ya han llegado a tu hogar debes observar si existen en la ropa de cama pequeñas manchas de sangre reseca o si tu piel presenta picaduras que siguen ese mismo patrón. Es fácil confundir su picadura con el de otros insectos, y es difícil verlas porque su picadura no produce dolor, siendo complicado detectar su presencia física. Cada chinche se alimenta aproximadamente una vez por semana durante unos 8 -12 minutos y regresa a su escondite para esperar y reproducirse, aunque pueden estar varios meses sin comer. Los animales son un huésped habitual que puede transmitirlas al ser humano, por lo que la limpieza de mascotas y su observación es fundamental para evitarlas. Una vez detectadas poco podemos hacer a nivel personal, lo mejor es consultar con especialistas.

FourMarketing360, expertos en Posicionamiento web en Cordoba