Control de Plagas en Cordoba Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    957 102 931    667 992 843(Whatsapp)    ROESBA 0163-AND-350

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Acepto

cabecera bg

on 06 Noviembre, 2020

Hay que desinfectar la comida y los envases para evitar contagios de covidMuchas son las dudas que nos surgen cada día alrededor de las medidas de precaución y seguridad que debemos tomar en medio de esta pandemia Los bulos se extienden por las redes y no sabemos a cuál hacer caso o de cual no fiarnos. Un aspecto que nos preocupa en las últimas semanas es saber si el virus puede transmitirse o no a través de los alimentos. Nos hay pruebas fehacientes que lo aseveren, aunque los expertos siguen manteniendo que es improbable contagiarse por tocar un producto del supermercado, aunque aconsejan, eso sí, limpiar los envases y realizar la higiene de manos tras la compra. En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) o el Ministerio de Sanidad no han dictado recomendaciones específicas sobre el lavado y desinfección de los productos de los supermercados.

Las asociaciones de consumidores se alinean con esa opinión al afirmar que “los alimentos no son una vía de infección, pero si no se manipulan respetando las normas de higiene generales anti-covid sí podrían ser un vehículo de trasmisión.” Recordemos que las partículas procedentes de las vías respiratorias de personas infectadas pueden depositarse en las superficies y productos y llegar a nuestro organismo tras tocar nosotros esos elementos y posteriormente acercarnos las manos a la boca o la nariz. Por eso las medidas de precaución deben ser las mismas normas generales marcadas por las autoridades sanitarias respecto al día a día: mascarilla e higiene.

De todas formas, podemos establecer algunas recomendaciones básicas. Los envases de cartón o plástico deben ser desechados nada más llegar a casa. Los frascos de plástico o metal conviene desinfectarse con un trapo con lejía diluida. Las frutas y verduras pueden ser también higienizadas con esa solución de lejía rebajada o alcohol de al menos 70º, pero mejor en el momento en el que se vayan a consumir, limpiándolas a continuación con un paño seco.

Si desea una desinfección más profunda de algún envase puede usar una cucharada de bicarbonato mezclada en un bol de agua en la que lo sumergiremos durante una hora. Otra opción es la sal y el limón de cara a eliminar bacterias de frutas y verduras: medio limón y una cucharada de sal en medio litro de agua. Se puede usar también el vinagre, pero cuidado porque puede transmitir sabor a según que producto.

on 05 Octubre, 2020

Control del agua en las torres de refrigeración protección contra la legionelosisHasta hace poco tiempo era habitual ver en las noticias informaciones que relacionaban la refrigeración evaporativa con los brotes de legionelosis. Los avances tecnológicos en el sector, y la seguridad que han alcanzado los equipos evaporativos, han hecho que eso sea ya cosa del pasado. La refrigeración evaporativa está ampliamente extendida en la industria y el sector terciario, tanto por su eficiencia como por su ahorro energético. Actualmente, el Real Decreto 865/2003 dispone que las empresas que disponen de torres y condensadores de refrigeración evaporativa están obligadas a implementar medidas de prevención que eviten riesgos para la salud pública y para los habituales manipuladores de estos equipos. Gracias a ello, esta maquinaria ha dejado de considerarse sospechosa ante la aparición de casos de legionelosis.

Para que esta seguridad sea posible es imprescindible una correcta inspección, limpieza y desinfección de las instalaciones y maquinaria. Para ello hay que minimizar los riesgos de proliferación y dispersión de la bacteria legionela. Una de las claves para esta misión está en controlar el agua utilizada en el circuito de refrigeración. En él, el enfriamiento se produce por la evaporación de agua en recirculación, que fluye a través del equipo. Es necesario controlar su calidad fisicoquímica y microbiológica del líquido elemento mediante el análisis de una serie de cuestiones:

  • Impedir el crecimiento de algas: Las algas facilitan cobijo y protección a legionela frente biocidas en el agua, por lo que hay que conseguir su eliminación.
  • Evitar incrustaciones: Suelen ser cristales de carbonatos de calcio e hidróxidos de magnesio, aunque también productos de corrosión, como óxidos e hidróxidos de hierro.
  • Anular el crecimiento de microorganismos.
  • Detener el crecimiento de microorganismos, como bacterias aerobias y legionela, empleando tratamientos físicos, fisicoquímicos y químicos.
  • Control de sólidos en suspensión manteniendo agua libre de partículas. Hay muchas de origen vegetal y animal compuestas de materia orgánica, potenciales nutrientes a las bacterias.
  • Control de biofilms: Son sustancias de origen orgánico segregadas por las propias bacterias y otros microorganismos a modo de defensa.
  • Desterrar la corrosión motivada por la disolución del metal por el efecto de formación de pila electrolítica.
on 31 Agosto, 2020

Cómo superar la fobia a las ratasPuede que tengas fobia a las ratas y ratones pero no sepas que técnicamente se llama musofobia. Hay personas que se sienten descompuestas y absolutamente histéricas ante los roedores, como el cine se ha encargado sobradamente de mostrarnos con asustadizos sobre sillas huyendo de peludos animales con largo rabo. En este género de los roedores hay desde la mas sucia especia de rata de alcantarilla hasta adorables hamsters de compañía que son una ricura. Pero el miedo no viene del aspecto ni del peligro real que puedan suponer, el miedo a los roedores viene de su presencia en sí, mas allá de lo repulsivos que puedan parecer.

 

Mucho mas que miedo

La musofobia es un trastorno fóbico que se presenta como algo mucho mas agudo que un simple rechazo, que lo podemos tener todos. Para el que lo padece se desencadena un episodio de miedo, pánico, actitud irracional, reacción desproporcionada y descontrolada, de una manera absolutamente desmedida con respecto al peligro en cuestión, si es que lo hubiera. Pero no solo es su visión la que desencadena el ataque. La sola intuición de su presencia puede ser fatal. Escuchar el recorrido de un ratón corriendo por el sótano, oír los sonidos chillones de una cría, ver una sombra junto a un arbusto... son situaciones pavorosas para un musofóbico, al que puede afectar incluso la presencia de roedores en el cine.

Terror traumático

A los síntomas que hemos mencionado pueden añadirse otros como malestar, mareos, hormigueo, sudoración, dificultad para respirar, sensación de irrealidad, diarreas... Los especialistas hablan de un terror cultural interiorizado desde la infancia que ha quedado anclado en la personalidad de esos pacientes. Pero lo mas extendido es haber atravesado una experiencia traumática en la que haya intervenido un roedor. Es recomendable tratarla con un experto ya que aunque en tu entorno no haya este tipo de animales, solo pensar que pudieran aparecer puede crearte ansiedad y provocarte otras fobias.

FourMarketing360, expertos en Posicionamiento web en Cordoba